martes, 17 de marzo de 2009

El automóvil

Adrià, de quinto, ha intentado fabricar un coche. El proyecto tiene buena pinta. Para construirlo sólo ha usado material de rechazo. La propulsión del coche funciona con una hélice de plástico y una goma elástica. Aun así, se debe solucionar algún "problema técnico" para que su invento pueda funcionar correctamente, pero al menos estamos seguros de una cosa: cuando su coche circule por la escuela, ¡no contaminará lo más mínimo! ¡Perfecto! ;-)