viernes, 8 de abril de 2011

Escultura


Los artistas más mayores estamos buceando en busca de animales fantásticos y originales plantas submarinas con la ayuda de un simple alambre. Nos hemos basado en la obra de Alexander Calder.
Calder en su estudio de París, otoño 1931. Fotografía de Vaux-Marc ©
Calder fue un artista que utilizaba los ojos y las manos sin cesar y todos los desechos bonitos que encontraba los transformaba en arte. Desarrolló un nuevo método de escultura: por flexión y torsión del alambre, y así "dibujaba" figuras tridimensionales en el espacio. Con unas pinzas de ropa, un trozo de tela y un poco de alambre, creaba un pájaro o una vaca o un payaso de circo... Hacía pura magia. No copiaba el trabajo otros artistas. Se copió de su inventiva. Jugó con los materiales y aprendió de ellos. Usaba su imaginación.

Nosotros también tenemos imaginación y mucha:
¡Y podemos jugar y crear como hacía este artista americano! Y como ahora toca nadar, navegar y zambullirse en un mar muy creativo haremos, en su honor, peces y algas preciosas con la misma técnica del alambre. ¡Ya los veréis acabados muy pronto!