miércoles, 9 de diciembre de 2009

Un abeto de lana


Esta Navidad nos llevaremos a casa un abeto muy original y ¡muy ecológico! Precioso, todo hecho de lana. Para hacer este proyecto primero lijaremos nuestra tabla de madera para que queden los cantos bien finos, suaves y no nos hagan daño en las manos.

Después con pintura oscura la envejeceremos para darle un aspecto más antiguo, cálido... Y con pintura dorada y plateada dibujaremos cenefas y detalles, con dedicación y mucho cuidado.

Después jugaremos a ser carpinteros: ¡vigilad los dedos con el martillo! Clavos, muchos clavos. ¡Pica que picarás!

Cuando ya tenemos "el esqueleto" de nuestro abeto, empezamos a tejer con lana. ¡Ziga-zaga! Formamos la silueta del árbol y después poco a poco, tensando siempre el hilo, llenamos la superficie del abeto. Al acabar, lo decoraremos con bolas navideñas dibujadas a mano, pintadas con agua y tinta y un poquito de purpurina.

¡Mejor no puede quedar! ¿En qué rincón de la casa colgaréis esta obra de arte?