lunes, 16 de marzo de 2009

Castillos...


Muchos castillos tenían las escaleras de caracol que giraban (al subir) hacia la derecha. Esto se hacía porque si un guerrero enemigo subía por la escalera tendría menos espacio para manipular la espada que el que venía de arriba. Suponiendo que ambos son diestros el que sube le queda la espada en el lado más estrecho, y el que baja a defenderse tiene más espacio para manipular la espada. Adrià está construyendo un castillo, y aunque no tiene escaleras de caracol, está dedicando muchas horas a crear una fortaleza perfecta para todo un ejército. ¡Pronto la veremos acabada!